Orgasmo en fuga: ¿se te ha escapado alguno?

el orgasmo en fuga
Una lucha constante entre la satisfacción y la mente

¿Te ha ocurrido alguna vez que estando a punto de alcanzar el orgasmo, de repente, desaparece? ¿Has tenido un orgasmo en fuga

A muchas mujeres en algún momento de su intimidad, cuando están a punto de experimentar un orgasmo, ya sea un movimiento diferente, un sonido, un pensamiento o la propia ansia generada, provoca que el mismo se diluya.

Lee también: España inicia un programa de educación sexual

Orgasmo en fuga Vs la mente, tu mayor cómplice

Ante la fuga de un orgasmo crees que puedes hacer dos cosas: dejar que se vaya —no tienes ganas de volver a empezar—, y otro día ya vendrá, o ir detrás de él hasta alcanzarlo. Bien, pues solamente tienes una opción: ir detrás de él 

En gran parte de la intimidad la mente puede jugar a favor o en contra tuya, cuando piensas más que sentir. La estimulación necesaria para reconectar con la sensación del orgasmo es mínima, ¡pero comienza en la cabeza!.

Los genitales ya están muy irrigados —de hecho, la irrigación es fundamental para el orgasmo—; de hecho, la irrigación no disminuye hasta un buen rato después, tanto si has tenido orgasmo como si no. 

Si te acostumbras a dejar que el orgasmo se escape, esa renuncia se transformará, poco a poco, en una desidia hacia las relaciones sexuales y contribuirá a la baja autoestima hacia tu sexualidad.

Si esto te pasa con cierta frecuencia, se recomienda empezar el juego aplicándote una crema sensibilizadora de clítoris. Ayuda a la vasodilatación y a la irrigación genital, y favorece la conexión mental con los genitales.

Para que no vuelvas a pasar porla penosa situación de tener un orgasmo en fuga, ¡concentrate! Sólo tú conoces tu cuerpo y lo que te hace sentir mejor, usa este conocimiento a tu favor y disfruta la mágica sensación del orgasmo.

¿Se trata de solo placer o salud integral?

El orgasmo no es sólo placer. También es un aspecto importante de la salud de la mujer, ya que desencadena la liberación de las hormonas, que ayudan al cuerpo a relajarse, a reducir el estrés, a combatir la depresión y a ofrecer oportunidades para un desarrollo físico y mental completo.

Descubra todo lo que necesita saber sobre esta importante función de su cuerpo a continuación!

¿Qué tipos de orgasmo femenino conoces?

Hay tres tipos de orgasmo femenino: clítoris, vaginal y mixto.

El orgasmo del clítoris es el más común. El 75% de las mujeres necesitan estimulación del clítoris para alcanzar el orgasmo. El orgasmo vaginal significa que una mujer puede alcanzar el orgasmo sin estimulación del clítoris. La mayoría de las veces esto es a través de la penetración vaginal.

Sin embargo, las últimas investigaciones sugieren que el orgasmo vaginal no es más que un mito, ya que la vagina misma es anatómicamente incapaz de producir un orgasmo.

Las mujeres describen las experiencias más placenteras que involucran una combinación de orgasmo vaginal y clitoral. También se incluye en la lista la variedad «múltiple»: cuando la mujer experimenta varios orgasmos seguidos en poco tiempo.

Parece que los dos últimos tipos son raros, y sólo unos pocos son capaces de experimentar.

Punto G en las mujeres: ¿dónde está ese orgasmo en fuga?

El punto G fue descubierto en 1950 por el ginecólogo alemán Ernst Gräfenberg, pero su existencia todavía causa discusiones.

Algunos creen que es una extensión del clítoris. Otros piensan que la publicidad en torno a este tema es beneficioso sólo para los fabricantes de juguetes sexuales.

Se cree que el punto G se encuentra en la pared frontal a una distancia de 2 a 3 cm (0,8-1,2 pulg.) de la entrada de la vagina. Al tacto, se trata de un botón pulsado y presionarlo puede causar una sensación de vejiga llena. Pero después de un tiempo, este sentimiento desaparecerá.

En ciertas posiciones, la estimulación del punto G puede darle sensaciones intensas. Alrededor del 30% de las mujeres dicen que el orgasmo vaginal y las contracciones de los músculos pélvicos se logran mediante la estimulación del punto G durante las relaciones sexuales.

¿Qué puede causar una incapacidad para alcanzar el orgasmo?

Según un estudio, alrededor del 33 por ciento de las mujeres nunca han experimentado un orgasmo. Las causas de la anorgasmia se dividen en dos grupos.

Psicológica:

  • control excesivo sobre las emociones, incapacidad para «desconectar».
  • baja autoestima, miedo de hacer algo mal.
  • miedo de quedar embarazada.
  • primera experiencia sexual negativa.
  • traumatismo psicológico.
  • acentuar.

 

Fisiológico:

  • alteraciones hormonales.
  • mal funcionamiento de los sistemas nervioso y cardiovascular.
  • Tomar medicamentos (especialmente antidepresivos)


En general, el tratamiento de la anorgasmia está determinado por la causa del problema. A veces, es suficiente intentar una nueva posición o centrarse más en el juego previo a un clímax. Leer artículos sobre ello también ayuda, ¿no?

La falta de orgasmo se considera normal al principio de la vida sexual, cuando la sexualidad femenina está despertando. En todos los demás casos, puede ser un trastorno orgásmico femenino y una ocasión para consultar a un médico.

Conclusiones:

 

Según los estudios, una mujer experimentará su orgasmo más intenso sólo cuando tenga 35 años. Se cree que a esta edad, ella tiene suficiente autoconocimiento, confianza y experiencia sexual.

Eso es todo lo que se necesita para el máximo placer durante el sexo.

Es por eso que las mujeres de treinta años tienen orgasmos más frecuentes y vívidos que las personas más jóvenes. Sin embargo, las sensaciones no terminan ahí.

Los estudios demuestran que con la diferencia de edad, la vida sexual de las mujeres se vuelve menos intensa pero más sensual.

Contrariamente a los estereotipos, los orgasmos más fuertes vienen después de la menopausia. Esto está asociado con el deseo de vivir para uno mismo, sin inhibición o miedo a un embarazo no deseado.

También te puede interesar: Limpieza bucal: Cuida tu salud bucal con nuestros consejos

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.