Primeros auxilios para el bebé: Guía ilustrada de reanimación cardiopulmonar

Primeros auxilios para el bebé: Guía ilustrada de reanimación cardiopulmonar
Primeros auxilios para el bebé: Guía ilustrada de reanimación cardiopulmonar

Primeros auxilios para el bebé – En el articulo de hoy te traemos una guía ilustrada donde se explican las instrucciones para efectuar una reanimación cardiopulmonar en bebes(RCP).

Pero antes te mencionamos que es muy importante que obtengas más información y recursos sobre este tema crucial. Puedes, por ejemplo, tomar un curso sobre cómo efectuar RCP en bebes. Ten en cuenta que las técnicas pueden variar, dependiendo de la edad del niño, y utilizar las técnicas incorrectas podría ser peligroso.

Primeros auxilios del bebé: reanimación cardiopulmonar

La reanimación cardiopulmonar (o RCP) es el método que puedes utilizar para salvar la vida de tu bebé en caso de que no muestre signos vitales (está inconsciente o ha dejado de respirar).

La RCP utiliza compresiones pectorales y respiración artificial para que circule sangre con oxígeno hacia el cerebro y otros órganos vitales, hasta que el bebé haya recobrado el conocimiento o llegue el personal médico de emergencia.

Paso 1: Verifica si el bebé está inconsciente y no respira

Grita su nombre para llamar su atención. Si no responde, dale un golpecito en la planta del pie y vuelve a gritarle su nombre mientras verificas si respira. (Mira su pecho y observa si sube a cada respiración, y trata de escuchar el sonido de su respiración).

Si el bebé no responde o se está ahogando, pide a alguien que llame al 911 o al número local de emergencias.

Si estás sola con el bebé, primero lleva a cabo dos minutos de reanimación cardiopulmonar siguiendo los pasos que se incluyen a continuación, y luego llama tú misma al servicio de emergencia de tu localidad).

Con rapidez, pero con cuidado, coloca al bebé sobre su espalda en una superficie firme. Párate o arrodíllate a su lado.

Paso 2: Lleva a cabo 30 compresiones pectorales

Primeros auxilios para el bebé: Guía ilustrada de reanimación cardiopulmonar
Primeros auxilios para el bebé: Guía ilustrada de reanimación cardiopulmonar

Pon una mano sobre la frente del bebé. Coloca las yemas de dos dedos en el centro de su pecho, justo por debajo de la línea imaginaria comprendida entre sus tetillas. Comprime el pecho 1 pulgada y media (3.80 cm), y luego deja que regrese a su posición normal. Presiona con fuerza y rapidez. Las compresiones deben ser suaves, no bruscas.

Haz las compresiones a una velocidad de dos compresiones por segundo. Cuenta en voz alta: «Y uno, y dos, y tres…» presionando hacia abajo cuando dices cada número y dejando subir el pecho al decir «y».

Paso 3: Dale dos bocanadas de aire

Abre las vías respiratorias del bebé colocando una mano sobre su frente y dos dedos en su mentón, e inclina hacia atrás su cabeza para colocarla en una posición neutral. Cubre completamente la nariz y boca del bebé con tu boca.

Inspira normalmente, cubre su nariz y boca con tu boca y exhala suavemente adentro de los pulmones del bebé por más o menos un segundo hasta que veas subir su pecho. Si el pecho del bebé no se eleva, vuelve a posicionar su cabeza hacia atrás y asegúrate de cubrir completamente su nariz y boca con tu boca antes de darle la segunda bocanada de aire.

Si su pecho no se eleva quiere decir que sus vías respiratorias están obstruidas. Abre la boca del bebé, busca el objeto que le obstruye la respiración y sácalo si puedes.

Después de cada serie de compresiones, sigue buscando en la boca del bebé el objeto que le esté bloqueando la respiración. Haz esto hasta que empieces a ver subir su pecho a cada bocanada de aire.

Repite el ciclo de 30 compresiones pectorales y dos respiraciones artificiales hasta que:

  • Observas signos obvios de vida.
  • Tienes a la mano un desfibrilador externo automático (AED por sus siglas en inglés) listo para usar.
  • Le has dado aproximadamente 2 minutos de reanimación cardiopulmonar al bebé (5 ciclos de compresiones y respiraciones) y otra persona ha llegado y puede seguir haciéndole compresiones pectorales.
  • Llegue el personal de emergencia médica y se hagan cargo de la situación.
  • Estás demasiado cansada para continuar.
  • Consideras que el lugar donde estás ya no es seguro

Revisado por especialistas en servicios de emergencias de la Cruz Roja Estadounidense.



Ver mas | Primeros Auxilios para bebés: Cómo actuar en caso de atragantamiento

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.