¿Qué es el ejercicio de Kegel y cómo hacerlo correctamente? (Trucos)

¿Qué es el ejercicio de Kegel y cómo hacerlo correctamente? (Trucos)
¿Qué es el ejercicio de Kegel y cómo hacerlo correctamente? (Trucos)

El ejercicio de Kegel pueden ayudar a fortalecer los músculos debajo del útero, la vejiga y el intestino (grueso). Pueden ayudar a hombres y mujeres que tengan problemas con escape de orina o control intestinal.

Los ejercicios de Kegel se pueden hacer en cualquier momento cuando usted esté sentado o acostado. Puede hacerlos cuando esté comiendo, sentado en su escritorio, manejando y cuando esté descansando o mirando televisión.

¿Cómo encontrar los músculos correctos para realizar el ejercicio de Kegel?

Un ejercicio de Kegel es como fingir que usted tiene que orinar y luego contenerse. Usted relaja y aprieta los músculos que controlan el flujo de orina. Pero para esto es importante encontrar los músculos correctos que va a apretar.

Cuenta tenga que orinar, arranque y luego pare. Sienta los músculos de la vagina (para las mujeres), la vejiga o el ano ponerse firmes y desplazarse hacia arriba. Estos son los músculos del piso pélvico. Si los siente firmes, ha hecho el ejercicio correctamente. Sus muslos, glúteos y abdomen deben permanecer relajados.

Otra forma de estar seguro de estar apretando los músculos correctos:

Imagine que está tratando de evitar expulsar una flatulencia.


Mujeres: introduzca un dedo dentro de la vagina. Apriete los músculos como si estuviera conteniendo su orina y luego suelte. Debe sentir que los músculos se tensan y se desplazan hacia arriba y hacia abajo.


Hombres: introduzca un dedo dentro del recto. Apriete los músculos como si estuviera conteniendo su orina y luego suelte. Debe sentir que los músculos se tensan y se desplazan hacia arriba y hacia abajo.

¿Cómo hacer los ejercicios de Kegel?

Una vez que usted sepa cómo es el movimiento, haga los ejercicios de Kegel 3 veces por día:

  • Cerciórese de que la vejiga esté vacía, luego siéntese o acuéstese.
  • Apriete los músculos del piso pélvico. Manténgalos apretados y cuente hasta 3 a 5 segundos.
  • Relaje los músculos y cuente hasta 3 a 5 segundos.
  • Repita 10 veces, 3 veces al día (mañana, tarde y noche).

Respire profundamente y relaje el cuerpo cuando esté haciendo estos ejercicios. Verifique que no esté apretando el estómago, los muslos, los glúteos ni los músculos del pecho.

Después de 4 a 6 semanas, debe sentirse mejor y tener menos síntomas. Siga realizando los ejercicios, pero no aumente la cantidad que haga. El exceso puede llevar a distenderse al orinar o defecar.


LEER TAMBIÉN: La limpieza de los oídos: una tarea importante en tu higiene

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.