Razón para evitar exaltarte con tu pareja durante el embarazo

Razón para evitar exaltarte
Los especialistas dan a conocer algunos efectos que originan las peleas y las discusiones protagonizadas durante el embarazo

Puede causar efectos negativos a tu bebé

Trata de relajarte, eso puede hacer daño a tu bebé” es una frase que muchas embarazadas habrán escuchado alguna vez. Esto no es solo una creencia popular. Detrás de ellas existe una razón para evitar exaltarte y alejarte de las peleas con tu pareja durante el embarazo. Aunque sea una pequeña discusión, esos minutos de furia pueden tener efectos negativos en tu bebé.

(Lee también: Optimismo: Un aliado para el bienestar de tu corazón)

Así lo ha afirmado un estudio realizado en la Universidad de California. Todas esas emociones que sientes mientras estas embarazada afecta positiva o negativamente al bebé. Un ejemplo seria cuando estas triste o enojada. En ese momento liberas ciertos químicos en tu organismo que llegaran directamente al feto.

Los especialistas dan a conocer algunos efectos que originan las peleas y las discusiones protagonizadas durante el embarazo. Veamos algunos.

Razón para evitar exaltarte. Un bebe sin problemas

Razón para evitar exaltarte
Las constantes discusiones pueden provocar alta presión arterial y problemas en el desarrollo del feto y los nervios.

Un bajo peso al nacer. Todas las peleas y discusiones, así como el estrés, pueden ocasionar un crecimiento más lento. Tu bebé podría nacer con un bajo peso al nacer.

Puede adelantarse el parto. Las constantes discusiones pueden provocar alta presión arterial y problemas en el desarrollo del feto y los nervios. Además de eso, ocasionar un parto prematuro y dificultades con la placenta.

Perjudica el desarrollo cerebral del bebé. Cuando los episodios de estrés se repiten con frecuencia la madre libera unos químicos que el bebé absorberá. Esto afectaría el desarrollo del mismo.

Cuando has llorado mucho durante el embarazo. En cuanto a las mamás que lloran. Los especialistas dicen que es una forma de desahogarse y hasta cierto punto es bueno. El problema radica no en el llanto sino en lo que provoca ese llanto.

¿Sientes que estas atravesando por un cuadro de depresión? o tal vez ¿tienes miedos y problemas que no sabes cómo manejar? lo aconsejable es que pidas ayuda para que disfrutes de tu embarazo y evites que tu bebé se vea afectado.

(Lee también: Vivir una infidelidad: lecciones que te hacen una mujer más fuerte)