Realizar ejercicios físicos de alta intensidad podría prevenir la diabetes

Realizar ejercicios físicos
Con ello mejoraría la sensibilidad a la insulina y aumentaría el tamaño de los músculos y la fuerza.

Así lo señaló un estudio de hombres con sobrepeso

Realizar ejercicios físicos de alta intensidad podría prevenir la diabetes. Con cortas sesiones de tiempo y de forma regular ayuda a mejorar la sensibilidad a la insulina. Así lo señaló un estudio de hombres con sobrepeso.

(Lee también: Diviértete haciendo ejercicio al aire libre)

Dichos ejercicios tendrían una duración de unas seis semanas a razón de tres sesiones semanales de 15 minutos cada una. Con ello mejoraría la sensibilidad a la insulina y aumentaría el tamaño de los músculos y la fuerza. En este caso sería con hombres jóvenes y con sobrepeso según lo demostrado en una investigación realizada en la Universidad de Glasgow, Reino Unido.

Realizar ejercicios físicos
Los investigadores demostraron su tesis eligiendo a diez hombres.

Los hallazgos de este estudio muestran que los ciclos de ejercicios de corta duración hasta el agotamiento son tan efectivos como las sesiones de 45 minutos de menor intensidad en la prevención de la diabetes. Estudios anteriores señalaron que este tipo de ejercicios pero no tan extremos, podría también a ayudar a controlar la diabetes.

Los investigadores demostraron su tesis eligiendo a diez hombres. Tenían una edad media de 36 años y un Índice de Masa Corporal (IMC) de 25-30. Estos hombres con sobrepeso entrenaron tres veces a la semana durante unas seis semanas. La duración de cada sesión fue de entre 15 y 20 minutos e incluía nueve ejercicios de resistencia. Uno de estos ejercicios era flexión de los bíceps, practicados casi hasta llegar al agotamiento.

Realizar ejercicios físicos. Mayor resistencia a la insulina y mucho más músculo

Antes y después de cada entrenamiento se midieron:

  • El tamaño de los músculos.
  • La fuerza muscular
  • Y la tolerancia oral de la glucosa.

Al comparar estas mediciones se comprobó que la insensibilidad a la insulina aumentaba en un 16% luego del programa de ejercicio físico. Asimismo con el tamaño y la fuerza que aumentaron considerablemente en las dos primeras semanas. Continuaron así en el transcurso del estudio. Los investigadores sugieren realizar investigaciones complementarias.

(Lee también: Tonifica tus brazos desde casa)