Salus, enfermeras expertas en el cuidado del recién nacido a domicilio

salus
Las salus, son profesionales sanitarias, enfermeras o auxiliares de enfermerías con conocimiento específico

Lo cuidan durante las primeras semanas después del parto

Cuando los padres son primerizos o cuando los partos son complicados puede ser útil contratar una salus. Estas son enfermeras expertas en recién nacidos que lo cuidan a domicilio durante las primeras semanas del parto.

(Lee también: Ruido Blanco: para que tu bebé pueda dormir ¿es seguro?)

Las salus, son profesionales sanitarias, enfermeras o auxiliares de enfermerías con conocimiento específico en atención al recién nacido. Se encargan del cuidado del bebé a domicilio durante las primeras semanas después del parto. Esta etapa es la que tanto los padres primerizos como los ya experimentados suelen tener dudas y temores. Más aun cuando el bebé es prematuro, nacido de un embarazo múltiple, una cesárea o tiene algún problema de salud.

También simplemente, las salus pueden aportar una ayuda extra. Casos como cuando los padres no puedan dedicarle tiempo o por otras dificultades personales o de salud. Por cualquier razón que le impidan dedicarle al neonato todo el tiempo y cuidado que necesita.

Salus, enfermeras expertas. No todo es fácil 

Casi todos los padres aseguran que tener hijos es lo mejor que les ha pasado en sus vidas. Aunque, también reconocen que no siempre es fácil. Tener que adaptarse a los horarios del pequeño requiere de su tiempo. Además, las dudas son muchas y en especial los primeros días.

Salus
Las salus pueden aportar una ayuda extra.

Desde el embarazo los padres pueden empezar a aprender algunas cosas en los cursos de preparación del parto. Muy pocos se resisten a leer revistas y libros relacionados al tema. Pero de la teoría a la práctica resulta un trecho que no siempre resulta fácil cruzar. Es por eso que las salus son profesionales que nos pueden ayudar gracias a sus conocimientos y profesionalidad.

El momento conveniente para la contratación de sus servicios es de tres a cuatro semanas antes del parto. De esta manera se podrá organizar con tiempo suficiente para que todo quede arreglado cuando llegue el momento esperado. Trabajan en distintos turnos según las necesidades de la pareja: mañana, tarde o noche. El más demandado es precisamente el de la noche.

(Lee también:Síndrome del Bebe Sacudido)

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.