Síndrome de la cama vacía, necesidad de vivir en pareja

Síndrome de la cama vacía
El problema radica cuando te vas a la cama, te sientes incomoda porque el espacio de al lado esta vacío

Síndrome de la cama vacía

El síndrome de la cama vacía es un fenómeno que tiene que ver con la sensación de desprotección, tristeza y soledad. Además, de estar asociado con el hecho de dormir sola.

Tal vez tengas tu vida donde todo va viento en popa: tu trabajo, tus proyectos incluso con tu cuenta del banco. El problema radica cuando te vas a la cama, te sientes incomoda porque el espacio de al lado esta vacío. Piensas que estas bien con tu soledad y luego sientes que te pega fuerte.

(Puedes leer: Clinomania deseo incontrolable por estar en la cama)

De pequeñas nos acostumbraron a dormir solas pero llega un momento de la vida donde queremos compartir ese sagrado espacio. No es en un sentido sexual sino en que podamos sentirnos protegidas, amadas y acompañadas por alguien especial. Cuando sentimos que eso no está pasando la cama nos resulta un lugar vacío y desolado. Puedes haber tenido un excelente día pero la noche se llena de pensamientos masoquistas.

¿Por qué sucede?

Sonara como cliché pero la culpa de esa sensación la tienen las películas ¿Por qué? Porque estas dan a entender que el estado perfecto y natural para felicidad es la compañía de otro. Esto hace que muchas mujeres entre los 30 y 40 años sin importar nuestros logros sientan el impulso y la necesidad de vivir en pareja. Todo por el símbolo tangible e irrefutable de sentirse realizada en la vida.

Síndrome de la cama vacía
Date la oportunidad de conectarte con tu libertad y tus deseos más íntimos.

¿Qué podemos hacer para evitarlo?

No te tortures por eso  La cama vacía es toxicidad emocional pura. Esta lo que hace es atormentar tus emociones y te provoca trastornos del sueño, ansiedad y desordenes depresivos. Date la oportunidad de conectarte con tu libertad y tus deseos más íntimos.

Piensa en tus proyectos y concéntrate en concretar tus planes. Conéctate con tus necesidades y no te guíes por códigos familiares y culturales. Tampoco prestes atención del que dirán. Sé paciente contigo misma y con tu progreso. Aclarar tu mente requiere de tiempo.

(Puedes leer: Errores de ellos en la cama que ellas odian)