Alimentación saludable: eres lo que comes

Alimentación saludable: eres lo que comes
Alimentación saludable: eres lo que comes


Al hablar de alimentación saludable nos referimos a ingerir aquellos alimentos que nos proporcionen los nutrientes precisos para el buen funcionamiento del organismo. Y también, aquellos que nos ayudan a sentirnos bien. Una buena base para empezar a comer bien es conocer lo que dice la nueva pirámide alimenticia.

De tal manera, existe un dicho que expone: “eres lo que comes” y es muy cierto. La comida que consumes influye directamente en tu sistema inmunitario, en tu estado de ánimo, en tu cantidad de energía; y, cómo no, en tu físico también. Por lo tanto, comer sano no solo es tema de moda, es también de salud.

Una alimentación saludable = una calidad de vida óptima

Por otra parte, la buena alimentación mejora la salud. Numerosas personas piensan que alimentarse es solo una necesidad de supervivencia, y que da igual lo que comamos porque lo que importa es saciar el hambre. Pero, no es así, hay que saber comer y hacerlo de forma balanceada para poder mantener una buena salud tanto en tu día a día, como en el futuro.

Desayuno, el rey de las comidas: Para tener una alimentación saludable, debes saber que los desayunos son una parte fundamental de tu día. Por ello, no debes pasarlos por alto, pues nos aportan la mayor cantidad de energía que consumiremos desde que nos despertamos hasta que nos dormimos. Así que desayunar bien es un hábito que debemos poner en práctica.

Variar la comida es la clave del éxito: Todos sabemos que los nutrientes que el cuerpo precisa se obtienen de los alimentos que ingerimos. De tal manera que la clave hacer mezclas de comidas de una forma balanceada, para que nos aporten todo lo preciso: nutrientes, energías y minerales, etc.

Mantener una alimentación sana para controlar la balanza: En esta sección puedes encontrar muchas ideas de combinaciones saludables, tanto si quieres adelgazar, como si quieres mantener tu peso comiendo sano.

Es fundamental que, si lo que pretendes es bajar unos kilos, no hagas dietas milagrosas, o dejes de comer, porque, así como bajas de peso, sueles volver a subirlo; es el llamado efecto rebote. Aprendiendo a comer sano irás bajando de peso poco a poco y tu cuerpo irá acostumbrándose a ello, siendo más difícil que vuelvas a ganar esos kilitos de más.

(También puedes leer: La crononutricion, porque los horarios de las comidas sí importan)

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.