Auriga: la postura sexual que facilitará alcanzar el orgasmo

Auriga: la postura sexual que facilitará alcanzar el orgasmo
Auriga: la postura sexual que facilitará alcanzar el orgasmo

Auriga la postura sexual que facilitará alcanzar el orgasmo. Cuando tenemos relaciones sexuales todos queremos que sean plenamente placenteras. Igualmente es cierto que, en ocasiones, aunque le apostemos muchas ganas hay cosas que fracasan; y no nos permiten llegar al orgasmo (principalmente a ellas).

Ambos quieren llegar al clímax cuando se tiene relaciones sexuales. Pero, a veces se hace difícil. Te exponemos una posición que los ayudará a lograrlo sin problemas. Y no, no es solo un pensamiento, según un estudio de la Universidad de Indiana, las mujeres lo logran en un 61,6% y los hombres en un 85,5%.

Por otro lado, si lo que pretendes es conseguir que ambos lleguen al clímax, la confianza es la clave. Habla con tu pareja sobre los gustos sexuales y no tengas vergüenza. Que sepa lo que verdaderamente te gusta para que juntos derriben los límites.

¿Realmente quieres gozar cuando tengan sexo? Pon atención a el auriga, la posición que facilitará alcanzar el orgasmo.

Es importante que recuerdes que las mujeres son más emocionales, así que intenta que su cabeza esté en sintonía con su cuerpo. La relajación juega un papel fundamental en todo el asunto, así que ponte las pilas si quieres lograr algo de verdad. No vayas demasiado rápido.

Tampoco pienses que es llegar y tocar los pechos y la vagina, el precalentamiento es aún más importante.

¿Cómo se hace?

Ante cualquier postura debes haber practicado primero unos preliminares básicos. No se trata de llegar y colocarse como robots. Asegúrate que después de esos juegos previos su vagina esté adecuadamente lubricada ya que de lo contrario es posible que le hagas daño. Sin embargo, esto no significa que esté lista. Fíjate en su lenguaje no verbal y si no estás seguro pregunta.

Una vez que ambos estén muy excitados llega la hora de probar la nueva posición.

El hombre se colocará de pie detrás y ella se inclinará hacia delante formando un ángulo recto. Sus brazos los pondrá en la espalda y el hombre debe cogerlos como si fuera el vehículo que iba tirado por caballos. Ahora eres el auriga que debe conducir a la meta de la carrera.

Es una posición que juega a la dominación. Ella estora un poco inmóvil porque tú eres quien debe controlar el ritmo de la carrera; pero cuidado, piensa que ella aparenta al animal que tira de ti y es posible que se rebele.

Que seas quien lleva las riendas no significa que ella deba ser dócil, puede acelerar o pausar el ritmo con sus glúteos. La única regla es que todo sea consentido y placentero.

(También puedes leer: Squirting vs Eyaculación Femenina)

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.