¿Qué debemos saber sobre el cuidado de adultos mayores?

cuidado de adultos mayores

Cada día son más las familias que tienen que enfrentar el hecho de que sus padres o abuelos no pueden estar solos. De acuerdo a cifras del Instituto Nacional de Estadística (INE), casi nueve millones de habitantes españoles superan los 65 años de edad, significando alrededor de 19,49% de la población; asimismo, la esperanza de vida se encuentra entre los 80 y 90 años. En este sentido, siendo totalmente realistas, el cuidado de adultos mayores puede representar un desafío que no todos están capacitados para asumir.

Si bien es cierto, algunos optan por la opción de internar a sus familiares de la tercera edad en centros de atención o tienen la posibilidad de contratar cuidadoras de personas mayores en casa. Existen quienes por convicción o necesidad deciden enfrentarse a la tarea de hacerse responsables de sus seres queridos. Para este último grupo, hemos elaborado en esta oportunidad, una serie de recomendaciones que sin duda harán más llevadero este proceso.

¿Cuáles son los cuidados que requieren los adultos mayores?

Entender y asumir la demanda de esfuerzo que genera el cuidado de adultos mayores, es quizás uno de los cosas más complicadas de digerir al momento de iniciar con su cuidado. Las necesidades del adulto pueden variar dependiendo de muchos factores, por ejemplo; la edad, el sexo, la capacidad de moverse por su cuenta, etc. No siempre serán momentos fáciles, en muchos casos, mientras más adulta se vuelve la persona es más «complicado» lidiar con ella.

Sumado a esto, el deterioro físico y mental producto del envejecimiento, el padecimiento de una o varias enfermedades, son temas determinantes para establecer los cuidados de personas mayores. En todo momento, hay que considerar que estos cuidados básicos no siempre son suficientes, y dependiendo de las necesidades de la persona, este puede requerir atención profesional.

cuidado de adultos mayores

Cuidados personales

Estos cuidados abarcan desde el aseo personal, el cuidado de su vestimenta, de su cabello, que no salgan solos, actividades recreativas, hasta la distribución de espacios para evitar accidentes. Hay tareas que pueden parecer muy simples pero que, con el desgaste propio del tiempo se dificulta para las personas de la tercera edad.

Por otro lado, algunos adultos mayores pueden presentar cuadros depresivos, sentirse alicaídos, no adaptarse a la dependencia de otras personas e incluso enfermarse. Velar por su bienestar emocional mediante el cuidado de su imagen y que socialicen con otras personas es fundamental para su salud.

Cuidados médicos

Quizás uno de los factores más importantes a considerar es el tema de la salud. Es muy común que al llegar a una avanzada edad, un adulto comience a padecer una o varias enfermedades. En este sentido, todos los cuidados que requiera debe venir acompañado de un tratamiento y seguimiento de un profesional médico. 

Lo recomendable sería:

  • Establecer y controlar los horarios para sus medicamentos
  • Tomar anotaciones de conductas fuera de lo normal y notificar a su médico
  • Cumplir con las horas de sueño y de descanso
  • Tener a la mano un botiquín de primeros auxilios básicos en caso de accidentes menores

Para el caso de enfermedades degenerativas como es el caso de demencia senil o Alzheimer, se debe considerar la contratación de profesionales de la salud para el cuidado de adultos mayores. Este tipo de enfermedades tiene un fuerte impacto, no sólo en el paciente sino en sus familiares allegados. En la gran mayoría de los casos, no están capacitados médica ni psicológicamente para enfrentar los síntomas de la enfermedad y lastimosamente, terminan por tratar mal o incluso poner en peligro la vida de la persona.

Cuidados alimenticios

Una vez establecido un tratamiento o cuadro médico, establecer los hábitos alimenticios del adulto mayor es vital. Debemos asegurarnos que su dieta diaria incluya la cantidad de alimentos y nutrientes necesarios para mantenerlo saludable. Dependiendo de la edad y motricidad de la persona, es posible que debamos darle la comida u «obligarlo» a comer.

Asimismo, es importante establecer y mantener en lo posible los horarios de las comidas y combinar una buena alimentación con alguna actividad física que estimule el metabolismo del adulto mayor.

5 consejos para el cuidado de adultos mayores

consejos para el cuidado de adultos mayores

Asumir la responsabilidad del cuidado de un adulto mayor, es una decisión que no debe ser tomada a la ligera. Aunque puede parecer loable, la realidad no siempre es color rosa y puede traer consigo innumerables frustraciones. Para evitar eso, es posible que quieras considerar las siguientes recomendaciones:

1 – Determina las necesidades de tu adulto mayor

Básicas, médicas y alimenticias. En función de ello, elabora un plan de acción para tu rutina diaria, en caso sean varios miembros familiares en la misma casa, delega funciones y organiza horarios. Adapta la estructura del hogar para que sea cómodo y seguro (agarraderas, pasillos libres, baldosas anti-resbalantes, ambientes de fácil acceso).

2 – Lleva un control de medicamentos

Es posible que tu adulto mayor, requiera de varias medicinas diarias y no siempre ellos lo recordarán. Si estás a su cuidado, lo correcto es que te hagas responsable de ello. Ponte alarmas, usa pastilleros, haz anotaciones en libretas, todo lo que te ayude a recordar las dosis y horarios. Una buena opción es sincronizarlos con las comidas, con el tiempo se volverá algo de rutina.

3 – Estimula su actividad física y mental

Hay abuelos que se entretienen fácilmente, tejen, ven televisión, juegan con los nietos. Sin embargo, date un tiempo para realizar actividades recreativas con tu adulto mayor, dar paseos, caminatas, jugar cartas, armar rompecabezas, incluso la jardinería. Esto lo ayudará a mantenerlo activo, alegre y saludable.

4 – Ten mucha paciencia

Como mencionamos línea arriba, no siempre esta aventura en color rosa. Algunas personas con la edad son más difíciles que otras, y es normal y perfectamente aceptable que perdamos la paciencia o queramos tirar la toalla. Para ello, lo primordial quizás; es recordar que esa persona dedicó gran parte de su vida a nuestro cuidado con todo el amor y la disposición del mundo.

5 – Busca apoyo familiar o profesional

Por lo mencionado en el punto anterior, el cuidado de adultos mayores puede resultar agotador. Apóyate en tu grupo familiar, turna algunos días con ellos, tómate tiempo para ti y tus actividades, ten a la mano el contacto de alguna agencia o cuidadora de confianza para ocasiones esporádicas.

Puede que el cuidado de adultos mayores venga con unos cuantos dolores de cabeza, sin embargo; éstas personas nos han dado tanto en vida, que lo único que podemos hacer, es intentar retribuirles. Que se sientan amadas, cuidadas, especiales y que la última etapa de su vida sea lo más satisfactoria dentro de lo posible.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.