El virus de la gripe: somos contagiosos cuando lo estamos pasando

El virus de la gripe
Nos contagiamos a través de las vías respiratorias.

La gripe es altamente trasmisible

La importancia de quedarnos en casa no es solo por nuestra salud sino también por aquellos que nos rodean. El virus de la gripe es de naturaleza infecciosa, es  decir, que podemos ser contagiosos incluso cuando lo estamos pasando. Lo más sorprendente es que empezamos  a serlo un día antes de notar los primeros síntomas. Según explica Juan Pablo Horcajada “hay un día en el que podemos trasmitirla sin saber que tenemos gripe”. Horcajada es jefe de Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Universitarios del Mar de Barcelona.

(Lee también: Contagio de enfermedad sexual: puede ocurrir sin que haya sexo)

El virus de la gripe. ¿Cómo nos contagiamos?

Nos contagiamos a través de las vías respiratorias. El virus se traslada en el momento que tosemos o estornudamos. En invierno las enfermedades se propagan con más rapidez porque tenemos más contacto entre nosotros. Debemos evitar gestos como:

  • Meter en el bolsillo pañuelos desechados ya usados.
  • Taparse la tos con las manos en lugar del antebrazo.
  • Visitar lugares con alta concentración de personas.
  • Que los pacientes salgan de la consulta contaminando superficies como los pomos de la puerta.
El virus de la gripe
En invierno las enfermedades se propagan con más rapidez

Así lo señaló Vicente Baos. Asimismo Horcajada recomienda “mantener la higiene de las manos con agua y jabón…” en todo momento.

Algunos  síntomas que nos deben alertar

Para la gripe suave “no necesitamos mucho más que hidratación, analgésico, antitérmico y reposo” asegura Baos. Los síntomas comunes ya los conocemos: dolores musculares, de articulaciones, de garganta, de cabeza, tos seca, fiebre elevada, congestión nasal, cansancio, diarrea y molestias abdominales, pérdida de apetito y dificultades para dormir.

Hay síntomas que nos deben alertar como:

  • La falta de respiración.
  • Palpitaciones en el corazón o, en las personas mayores disminución de la alerta.

“Si los notamos debemos ir a urgencia” indico Horcajada. Asimismo si sentimos que los síntomas aun no han desaparecidos al pasar la semanas. Lo que hay que tener claro en las primeras señales es su evolución y no tanto los días que transcurra. Por lo general son entre cuatro y seis días pero hay personas que les dura menos.

(Lee también: Glándulas Suprarrenales y su importancia para el organismo)