Hay niños que al jugar tienen otras preferencias ¿Qué significa?

Hay niños que al jugar tienen otras preferencias
Lo que no se debe es interpretar como un problema de identidad sexual.

A veces nos dejamos llevar por prejuicios sociales

Según la sociedad los niños juegan con coches y las niñas con muñecas. Aunque hay niños que al jugar tienen otras preferencias. Lo que no se debe es interpretar como un problema de identidad sexual.

(Lee también: Aprovechando el tiempo libre para el esparcimiento de los niños)

La sexualidad infantil se manifiesta desde los primeros años de vida. Al principio sienten curiosidad por descubrir y observar sus cuerpos. Los juegos les permite descubrir e imitar las conductas que ven a su alrededor. Se identifican con la mamá o con el papá, dependiendo de su sexo.

Hay niños que al jugar tienen otras preferencias
Los juegos les permite descubrir e imitar las conductas que ven a su alrededor.

Al ver a un niño o niña jugando como si fuera del otro sexo lo interpretamos con sentido adulto. Pero esto no necesariamente corresponde con el desarrollo de la identidad sexual de los niños.

Los niños comienzan a definir su identidad de género entre los 18 a 36 meses hasta los 7 a 8 años. Desde muy temprana edad los niños se identifican con lo que se espera relacionado a su género. La orientación de los padres es determinante en la relación que los niños establecen con su género.

Un niño que se identifica como varón puede preferir quedarse con las amigas antes que ir a jugar futbol. Asimismo una niña que se identifica como niña puede sentirse atraída por los juegos más activos de los varones.

Hay niños que al jugar tienen otras preferencias. ¿Es de preocuparnos?

Los padres no deberían preocuparse por esas preferencias de juegos porque no tiene que ver con su futura orientación sexual. Sin embargo, es algo que nos preocupa en exceso porque nos dejamos llevar por prejuicios sociales. Durante la infancia el juego simbólico o de roles le permite a los niños y niñas practicar sus habilidades sociales. Esto es muy útil para su futuro y para desarrollar su inteligencia, la imaginación y la creatividad. Este tipo de juegos suelen durar un tiempo determinado y luego ellos se interesan en otros juegos.

Como padres debemos tratar de no estereotipar el juego porque es la actividad más importante de los niños.

(Lee también: Enseñar a los niños a actuar con justicia. Como lograrlo)