Hongos en las uñas: una molestia que podemos evitar, aprendamos cómo

Hongos en las uñas
Los hongos por lo general se multiplican en ambientes húmedos y calurosos.

Es algo bastante molesto física y estéticamente

Las manos y pies son el reflejo de nuestra salud y bienestar. El cuidado de ellos es símbolo de higiene personal, especialmente cuando hablamos de las uñas. Cuando se tiene hongos en las uñas puede ser bastante molesto física y estéticamente.

(Lee también: Unos labios cuidados y bonitos, lo puedes lograr de manera casera)

Cualquier persona puede verse afectada por una infección de hongos pero hay factores que pueden hacernos más propensos. Los hongos por lo general se multiplican en ambientes húmedos y calurosos. Quienes están expuestos a este ambiente pueden ser más propensos. Al estar en contacto con detergentes y sustancias abrasivas el riesgo es mayor. Las tareas en las que se mantienen las manos húmedas podrán favorecer también la aparición de hongos.

Otro factor de riesgo es el uso de zapatos muy apretados o sin ventilación por largos periodos de tiempo.  Entre otros factores también esta:

  • Padeces diabetes
  • Tienes dermatitis crónica
  • Estas bajo un tratamiento inmunosupresor
  • Usas corticoides
  • Utilizas guantes oclusivos de forma permanente
  • Te hacer manicura y pedicura sin las debidas previsiones higiénicas.
  • Tienes edad avanzada.
Hongos en las uñas
No uses calzado o medias sin antes haber secado correctamente tus pies.

Hongos en las uñas. Previsiones y tratamientos

Las infecciones de uñas se pueden producir por tiñas lo cual se denomina “tiña ungueal”, o por cándidas o levaduras. En ambos casos sus síntomas son parecidos por lo que es necesario que un médico especialista determine el tratamiento.

Lo mejor que podemos hacer para prevenir los hongos en las uñas es mantener una buena higiene corporal. Es importante también tener cuidado con los instrumentos que se utilizan para la manicura y pedicura en especial en los lugares públicos como salones de belleza y spa.

Cuando tengas contacto con el agua seca muy bien tus manos y pies. Trate de mantener limpios los espacios como bañeras y duchas. Por último, no uses calzado o medias sin antes haber secado correctamente tus pies. Si notas algún síntoma de infección en la uñas es recomendable que acudas al médico para que te indique un tratamiento.

(Lee también: Cuidado de los senos durante el embarazo)