Juanete, deformidad del pie

Juanete, deformidad del pie
Juanete, deformidad del pie

El juanete es una complicada deformidad del pie que consigue causar un grave detrimento de la calidad de vida. Su síntoma más particular es el dolor, que se produce por la pérdida de alineación del dedo gordo con el resto del pie y la presión del calzado. Es frecuente que este problema óseo se acompañe de otras alteraciones, como dedos en martillo.

Por otra parte, es la deformidad más habitual del antepié y tiene una prevalencia de entre el 25 y 35 por ciento de la población. La gran mayoría de afectados es mujer (95 por ciento). Se atribuye a las mujeres una mayor vulnerabilidad a los juanetes por la morfología del pie femenino y la mayor elasticidad de ligamentos y articulaciones.

Esta hiperlaxitud ligamentosa y articular, que permite la reproducción humana, es más acentuada en determinadas etapas, como el embarazo y la menopausia, cuando aumentan los niveles de la hormona relaxina.

Se logran diferenciar tres etapas en el desarrollo del juanete:

Primera, inflamatoria, la sintomatología suele presentarse hacia los 45 años.

En una segunda, en la que aparece la deformidad, el paciente relata que en poco tiempo se le ha deformado mucho el dedo.

Y la tercera, la deformidad y el dolor son más manifiestos. Los pacientes por lo general, aguantan hasta que no pueden más; por lo que, las personas de entre 55 y 65 años son las que más consultan.

El calzado ideal para evitar sufrir de Juanete

El calzado ideal es aquel que permite libertad de movimiento a los dedos de los pies, sujeta y ajusta la zona del empeine y del tobillo; su suela es de goma o de otro material antideslizante para evitar traspiés. Tiene al menos uno o dos centímetros de diferencia de altura entre la parte delantera y el talón y está fabricado con materiales que se adaptan al pie, como la piel, y sin muchas costuras.

Además de vigilar que la largura y la anchura sean apropiadas para el pie en carga, no haya costuras de hilo sobre la flexión articular. Los materiales ceden, pero el hilo no, y una continua presión puede microtraumatizar la articulación.

Entre las enfermedades que se relacionan con más frecuencia a los juanetes están la artritis reumatoide y la artrosis. Determinados rasgos morfológicos, como las rodillas valgas (en forma de X) y los pies, tanto planos como los pronados, favorecen su aparición.

(También puedes leer: ¿Haz sufrido de un esguince de tobillo?)

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.