La dieta atlántica típica de Galicia contra enfermedades cardiovasculares

La dieta atlántica típica
Todos los participantes del estudio fueron sometidos a controles clínicos y analíticos.

Ayuda a reducir la grasa corporal y el colesterol

La dieta atlántica típica de Galicia consiste en un elevado consumo de pescado, mariscos, cereales, frutas y verduras. Además, incluye una ingesta moderada de carne. Esta contribuye a reducir la grasa y el colesterol y a mejorar la salud metabólica.

(Lee también: El jugo de tomate, una fuente de prevención de enfermedades)

El nombre del ensayo clínico es Galiat (Galicia Atlantic Diet). Su objetivo era analizar qué efectos hay sobre la salud metabólica y la adiposidad al seguir este tipo de dieta. La dieta atlántica gallega ha demostrado que protege contra las enfermedades cardiovasculares porque ayuda a reducir la grasa corporal y los niveles de colesterol.

El estudio

el Grupo Clínico Galiat fue el que realizó el estudio, al mando estuvo profesionales del Hospital clínico de Santiago de Compostela. En dicho estudio participaron unas 250 familias compuesto por un total de 720 niños y adultos. El primer grupo lo componían 127 familias que se sometieron a la intervención nutricional propuesto por los investigadores. En cuanto a las 123 familias restantes, actuaron como grupo de control.

Las 127 familias recibieron educación nutricional en cuatro sesiones individuales de 60 minutos de duración. Además, les fueron entregados materiales de apoyo con recomendaciones nutricionales, recetas, planificación de menús y consejos culinarios. Asimismo tuvieron a su disposición alimentos característicos de la dieta tradicional gallega. Todo fue de manera gratuita y en cantidades suficiente para seguir la dieta por seis meses. Las 123 familias seguían llevando su estilo de estilo habitual.

La dieta atlántica típica
En dicho estudio participaron unas 250 familias compuesto por un total de 720 niños y adultos.

La dieta atlántica típica. Resultados

Todos los participantes del estudio fueron sometidos a controles clínicos y analíticos. Los resultados señalaron que se había producido una mejora en el perfil lipídico y la adiposidad del grupo de intervención atribuido al tipo de dieta. Sus niveles de colesterol y de colesterol LDL disminuyeron en especial en las mujeres y niños. Su peso corporal se redujo significativamente y adoptaron patrones de alimentación más saludables.

(Lee también: La fibra alimenticia y sus beneficios para la salud)