Levantar pesas: Beneficios que van más allá de la apariencia física

Levantar pesas
Su principal objetivo es fortalecer los músculos pero sus efectos no terminan ahí.

Su principal objetivo es fortalecer los músculos

Nos aporta una larga lista de beneficios a nuestra salud y va más allá de la apariencia física. Levantar pesas es una actividad cuyo principal objetivo es fortalecer los músculos pero sus efectos no terminan ahí. Así lo señaló un estudio.

(Lee también: Pesas para las mujeres, bondades y mitos detrás de ellas)

Al levantar pesas reducimos el riesgo de sufrir de diabetes 2 y nos mantiene la presión sanguínea alta. Además, nos ayuda con problemas relacionados con el corazón y la movilidad.

Levantar pesas. Beneficios que debes conocer

  • Protege las articulaciones y fortalece los huesos. Cuando se hace regularmente reduce el dolor y la rigidez de las articulaciones. Como esta actividad provoca el aumento de masa muscular también incrementa la densidad ósea. Ese efecto se aprecia en la relación masa ósea por lo que ayuda a combatir la osteoporosis.
  • Salud cardiovascular. Ayuda a reducir el colesterol LDL, el malo; y aumenta el HDL o bueno. Si haces series de altas repeticiones encontraras beneficios para la salud de tu corazón igual que con el ejercicio aeróbico.
  • Mejora la resistencia y la fuerza. Se trabaja la fuerza, la resistencia, el volumen, la intensidad. Independiente del peso que usemos nos hará mas fuertes porque son muchos los músculos que participan a la vez. De esta manera nos sentiremos más vigorosos y podremos realizar tareas más pesadas con mucha más facilidad.
Levantar pesas
Contribuye a reducir los niveles de cortisol que es la hormona que regula la energía en situaciones estresantes.
  • Más beneficio en el metabolismo. Al aumentar el metabolismo seguimos quemando calorías 24 horas más después del entrenamiento.
  • Reduce el estrés. Es perfecto para liberar tensiones. Este tipo de entrenamiento aumenta la producción de norepinefrina, un transmisor que modera la respuesta del cerebro al estrés. Contribuye a reducir los niveles de cortisol que es la hormona que regula la energía en situaciones estresantes.
  • Mejora tu alimentación. Por el entrenamiento tratas de llevar una dieta más controlada. Hay que ingerir más proteínas y tomar los hidratos de carbono que nos ayuden cuando estamos entrenando.
  • Salud mental. Mejora tu estado físico lo que te hace sentir a gusto contigo mismo al ver cambios en tu cuerpo, mejorando tu autoestima.

(Lee también: Sube de talla sanamente)