Problemas comunes de baja autoestima: causas y pautas emocionales

Problemas comunes
Lo primero que debemos tener claro es que entendemos por autoestima. La definimos como el quererse a uno mismo

La autoestima es la forma de valorarnos a nosotros mismos

En cualquier momento de la vida podemos sufrir de algún problema de autoestima. Para ello, debemos estar conscientes en primer lugar, luego ver las causas y las pautas emocionales que tengamos que seguir. Aquí te daremos a conocer los problemas más comunes de baja autoestima y cómo podemos superarlo.

(Lee también: Alta autoestima y dignidad en tu hija ¿Cómo podemos fomentarla?)

Lo primero que debemos tener claro es que entendemos por autoestima. La definimos como el quererse a uno mismo. Es tener confianza en lo que hacemos y lo que sentimos, y de ahí se parte a las interacciones hacia los demás.

Si la valoración a nosotros mismos no es la adecuada ni esta equilibrada comenzaran a surgir problemas. Una autoestima baja ocasiona que no nos valoremos ni aceptemos y no estemos a gusto con nosotros mismos. Solo nos sentiremos insatisfechos con nosotros mismos, con los demás y con la vida.

Problemas comunes
Lo primero que debemos tener claro es que entendemos por autoestima.

Problemas más comunes de baja autoestima. ¡Identifícalos!

Inseguridad en uno mismo. Sentimos que no somos capaces de encarar situaciones. Dudamos de nuestras propias capacidades para afrontar situaciones.

Culpabilizarte. Culparte todo el tiempo de hechos que pasaron en el pasado.

Compararse con los demás. El creer que los demás siempre son superiores a nosotros en todos los sentidos. Esto hace que tu autoestima baje aún más, entrando en un círculo vicioso que puede resultar muy difícil de salir.

Preocupación constante por el futuro. Acumulamos problemas que creemos no podremos resolver, reportándonos efectos negativos.

Tratar de agradar a todo el mundo. Esto es algo imposible. Necesitamos de los demás por lo que es frecuente que mantengamos relaciones insatisfactorias.

¿Qué soluciones habría ante estos problemas?

Muchas veces cuando vemos de nosotros mismos y nos tenemos en cuenta lo confundimos con egoísmo. Pero son conceptos muy diferentes, el ser egoísta es no tener en cuenta a los demás.

Aprendamos a querernos, valorarnos, a probarnos, conociendo nuestras cualidades, virtudes y limitaciones. Si los problemas son más graves es posible que necesitemos acudir a un psicólogo. Lo importante es pedir ayuda si no logramos equilibrarnos y estar contentos con nosotros mismos.

(Lee también: Fomentar la autoestima en los niños, la mejor manera para lograrlo)

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.