Revisiones medicas anuales: para mantener tu organismo en buen estado

Revisiones medicas anuales
Conozcamos las revisiones que hasta el más sano debería hacerse cada año.

¿Cómo fue tu salud en los últimos 12 meses?

Para que mantengamos una buena salud no solo es importante el tratamiento sino también la prevención. La mejor forma  para que nuestro cuerpo se conserve en buenas condiciones es a través de las revisiones medicas anuales. Conozcamos las revisiones que hasta el más sano debería hacerse cada año.

(Lee también: Las tangas: más dañinas para tu salud de lo que crees)

Revisiones medicas anuales. Para comenzar sano este 2019

Hazte una exploración física. Esta va a variar de acuerdo a la edad y de otros factores. Por lo general el médico te chequea la tensión, la temperatura corporal, el ritmo cardiaco, la frecuencia respiratoria y el Índice de Masa Corporal. Asimismo comprobara si necesitas de alguna vacuna y te pedirá análisis de sangre y de orina.

Para una dentadura en buena forma visitando al dentista. Lo ideal es ir cada seis meses más o menos  para que pueda diagnosticar, prevenir y tratar enfermedades bucodentales. Quienes sufren  mayor riesgo a caries o gengivitis deberían visitarlo más a menudo. Durante la revisión te harán una limpieza y te enseñaran a mejorar tu higiene bucodental . Además, te hará una revisión general a tus dientes, encías, lengua, mejillas y labios.

Revisiones medicas anuales
Por lo general el médico te chequea la tensión, la temperatura corporal

Ve al dermatólogo. Lo ideal es al menos una vez al año y antes si percibe algún lunar nuevo o en evolución. Así lo señaló la dermatóloga Doris Day.  El especialista te explicará y responderá interrogantes que tengas. Ellas pueden incluir lo relacionado a lunares, protección solar, erupciones cutáneas, acné y demás enfermedades relacionadas a la piel. Estos especialistas están también para ayudarte a sentirte bien y a lucir un buen aspecto.

Visita al ginecólogo. Los médicos recomiendan a las mujeres ir al ginecólogo al menos una vez al año. De esta manera mantendrás en buen estado tu salud sexual y reproductiva.

Incluye pruebas de salud mental. Con todas las pruebas físicas mencionadas no está de más añadir el factor mental a la ecuación. Los exámenes mentales te ayudaran a detectar síntomas de enfermedades tratables como la depresión o la ansiedad.

(Lee también: En la madurez, de la fogosidad a la ternura)