Ser terca, tal vez no sea tan negativa como suele creerse

Ser terca
Pareciera no querer dar su brazo a torcer en la vida.

Es hora que reconozcas el lado bueno de serlo

En ocasiones las percepciones y adjetivos pueden jugar en contra de una misma y también de los demás. El ser terca es una de esas etiquetas que tal vez no sea tan negativa como se suele creer.

(Lee también: El límite del compromiso, donde los dos miembros no siempre coinciden)

Asimismo se asocia a estas personas el egocentrismo, el mal temperamento y la competitividad. Pareciera no querer dar su brazo a torcer en la vida. Pero aun así pudiéramos preguntarnos si eso no sería  una ventaja en ciertas ocasiones.

Ser terca. Aprovechate de sus ventajas

  • Toma decisiones más rápidas. Este puede ser un proceso difícil para mujeres y hombres pasivos. Pero si eres terca eres más rápida al decidir. Además, te cuesta poco porque sabes lo que te gusta y lo que no. Lo que debes tratar es de no ser tan enfática con quienes te rodean porque podrías intimidarlos.
  • No desestimas ningún objetivo. El ser perseverante es la cualidad que más te distingue. Al ser terca no desestimas ningún objetivo que te propongas por muy difícil o lejano que se vea. El hecho que no te rindas ya sea haciendo una dieta o creando un negocio, es muy favorable. Eso es lo que te separa de la mayoría.
  • Pocos influenciables. Se dicen que los tercos tienen mentes estrechas y que no están dispuestos a ceder en nada. Pero estos si escuchan y analizan diferentes perspectivas, solo que al final terminan guiándose por sus propias reglas. Tan vez quedemos cortos al decir que son pocos influenciables.
Ser terca
El hecho que no te rindas ya sea haciendo una dieta o creando un negocio
  • Confías en ti misma. Todos deseamos hacer realidad nuestros planes y anhelos pero si eres terca confiaras ante todo en ti misma. Tu intuición te puede facilitar las cosas, con esto estarás construyendo un camino menos convencional, aunque parezcas egoístas.
  • Algo rebelde. Lo positivo de ser terca es que interiormente eres algo rebelde ya que andas a tu propio ritmo. Claro que te exiges cada día mas, eres perfeccionista y hasta puedes ser algo controladora. Si esto no representa una carga para ti tampoco debería serlo para las demás personas.

(Lee también: Consentir demasiado a los hijos influye negativamente en su desarrollo)