Síndrome del gemelo evanescente: sus causas y consecuencias

Los avances tecnológicos permiten conocer estos aspectos del embarazo

Con el avance de la tecnología podemos conocer aspectos del embarazo que hasta el momento no habían podido ser analizados. En este caso la desaparición en el útero de uno de  los gemelos en una gestación multifetal. Esto es lo que se conoce como síndrome del gemelo evanescente o desaparecido.

(Lee también: El ejercicio físico durante el embarazo: para mantener sana y feliz)

Con la ecografía del embarazo es posible confirmar que no es se trata de fenómeno extraordinario sino de un suceso relativamente frecuente. Este fenómeno suele ocurrir durante el primer trimestre. Sucede que el tejido fetal es reabsorbido total o parcialmente por el cuerpo de la madre, placenta o por el otro gemelo. En ocasiones el embrión no llega a término por lo que permanece en estado momificado. También puede desarrollarse una anomalía leve en la placenta como un quiste o un  material extracelular amorfo.

Según estimaciones oficiales de American Pregnancy Assotiation este síndrome se produce en un 20-30% de las gestaciones múltiples. Las abortos involuntarios se registran como muerte de los embriones. Así lo indicó Peter Pharoah, profesor emérito de la Universidad de Liverpool.

Síndrome del gemelo evanescente. ¿Cuáles son sus causas?

Hasta los momentos se desconocen sus causas. Según algunas evidencias serian producto de anomalías cromosómicas producidas desde el principio del desarrollo del embrión. Un análisis de la placenta no compartida  determinará el diagnóstico. Asimismo se haría, con los restos del tejido fetal del gemelo que no llega a término.

Síndrome del gemelo evanescente
En la mayoría de los casos no se registran las muertes de los embriones

¿Puede traer consecuencia?                                  

Cuando la pérdida se produce antes de las ocho semanas, los órganos como el corazón podrían dañarse en el gemelo superviviente si ambos compartían la placenta. Así lo señaló investigaciones llevadas a cabo por Pharoah y su equipo. En el resto de los casos no suele presenta problemas físico ni para la madre ni para el feto.

(Lee también: Embarazo psicológico ¿En qué consiste?)