Una enfermedad crónica frecuente en la menopausia: la atrofia vaginal

Una enfermedad crónica
esta enfermedad no es diagnosticada, ocasionando un impacto en la vida sexual de la paciente.

A menudo esta enfermedad no se diagnostica

La atrofia vaginal es un grupo de síntomas y signos ocasionados por la disminución de estrógeno y otros esteroides sexuales. Además, es una enfermedad crónica muy frecuenta durante la menopausia.

(Lee también: Conoce la Menopausia: Fases y Síntomas)

La menopausia la conocemos como un proceso fisiológico y natural en el que hay un cese de la menstruación. Durante este proceso sucede una serie de cambios, pudiendo ser algunos temporales y otros definitivos del organismo de las mujeres.

Por lo general, esta enfermedad no es diagnosticada, ocasionando un impacto en la vida sexual de la paciente. Asimismo, repercute en su calidad de vida. Al disminuir los niveles de estrógenos y otras hormonas pueden aparecer cambios en los labios mayores, introito, vestíbulos valvulares, clítoris, vagina, uretra y vejiga.

Por otro lado, los estrógenos son indispensables para el mantenimiento de la estructura y la función de la vagina. Cuando esta disminuye se asocia con los cambios en la fisiología de la vagina, síntoma principal de la atrofia vaginal.

Una enfermedad crónica. Sus síntomas

Pueden padecer un cuadro clínico de moderado a agudo caracterizado por los siguientes síntomas y signos.

  • Sequedad vaginal
  • Ardor vaginal
  • Picazón genital
  • Sensación de ardor al orinar y aumento de la sensación de la misma.
  • Molestias durante las relaciones sexuales
  • Sangrados leves luego de haber mantenido relaciones.
  • Estrechamiento y acortamiento del canal vaginal.

Algunos factores de riesgos serian:

  • El tabaquismo
  • No haber tenido partos naturales
  • Falta de actividad sexual

¿Cómo se puede tratar?

El objetivo de su tratamiento es restaurar la fisiología de esta zona del cuerpo y aliviar los síntomas. Si sus síntomas son leves esta la terapia de primera línea. Esta incluye el uso de hidratantes vaginales no hormonales y lubricantes para el momento de la relación sexual. Ahora si la paciente sufre de un cuadro moderado-severo se recomienda un tratamiento con estrógenos. En el caso de solo atrofia vaginal la opción terapéutica recomendada es la aplicación de estrógenos locales.

(Lee también: La menopausia masculina: es un tema tabú para muchos hombres)

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.