Vivir mucho años y con buena salud, ¡es posible lograrlo!

Vivir mucho años
Vivir muchos años y con buena salud es un deseo que tenemos todos.

Hay cuidar la nutrición y realizar actividad física

Son los consejos que da el bioquímico Valter Longo quien es considerado el “gurú de la longevidad”. Y es que vivir muchos años y con buena salud es un deseo que tenemos todos.

(Lee también: Relaja tus sentidos con buena música)

En España existen unas 10.000 personas centenarias de los cuales hay dos mujeres por cada hombre. Para lograrlo debemos:

  • Cuidar la nutrición.
  • Realizar actividad física.
  • Llevar un estilo de vida saludable y tener en cuenta el historial de salud familiar.

Conozcamos algunas de  sus pautas para tener una vida larga y saludable que nos da este “gurú de la longevidad”.

Vivir muchos años sin recurrir a hazañas imposibles

  • Que tu dieta se acerque en lo posible al 100% de alimentos de origen vegetal. Añade pescado, limitándolo a dos o tres comidas semanales y sin abusar ya que hay pescado que contienen mucho mercurio.
  • Minimiza lo máximo posible las grasas saturadas animales así como también las hidrogenadas y “trans”; también los azucares simples.
  • Incluye en tu dieta las judías, los garbanzos y otras legumbres como principal fuente de proteínas. Entre los 65 a 70 años de edad mantén bajo el consumo de proteínas. Al pasar esa edad aumenta un poco la ingestión de proteína para no perder masa muscular.

 

  • Consume suficiente cantidades de carbohidratos complejos que se encuentran por ejemplo en tomates, zanahorias entre otros.
  • Incluye cantidades altas de aceite de oliva así como un puñado de nueces, almendras o avellanas. Consume un tipo distinto de ellas cada día.
  • Come pescado y marisco al menos dos veces por semana ya que poseen un alto contenido en Omega 3 y 6 y/o vitaminas B12.
  • Sigue una dieta rica en vitaminas y minerales. Debes completarla dos o tres veces por semana con un suplemento multivitaminico y multimineral completo y de alta calidad.
  • Evita ingerir absolutamente nada entre tres o cuatro horas antes de acostarte.

(Lee también: Gimnasia de centros de energía)