Las moscas son las más propensas en trasmitir gérmenes, ¡evitémoslas!

Las moscas
El 67% de esos participantes señalaron que dejarían de comer si vieran una cucaracha en un restaurante.

Comen las cosas más repugnantes que te puedes imaginar

La empresa estadunidense Orkin realizó una encuesta en la que participaron más de 300 personas. El 67% de esos participantes señalaron que dejarían de comer si vieran una cucaracha en un restaurante. Por otro lado, solo el 3% manifestó que lo haría si fuera una mosca. Lo que ignora ese pequeño porcentaje es que las moscas son más propensas a trasmitir gérmenes, en especial las caseras.

(Lee también: Bañarse todos los días, ¿Qué tan bueno es para nuestra salud?)

Estos insectos comen las cosas más repugnantes que podamos imaginarnos como: excremento, animales muertos y basura. Además, como ellas no pueden masticar, regurgitan enzimas para deshacer su comida.

Según Ron Harrison “las moscas son hasta dos veces más sucias y por tanto trasmiten mas patógenos que las cucarachas. Harrison es entomólogo y director de servicios de Orkin.

Con relación a la diferencia entre estos dos insectos; “las cucarachas se alimentan de restos de comida pero no de podrida como lo hacen las mosca…”. Así lo señaló Miguel Carles-Tolra, biólogo y profesor de Ciencias Naturales en Barcelona.

Al posarse sobre alguna comida ella expulsa por la boca todo lo que lleva en el estomago para poder descansar. De esta forma se convierte en el portador de microorganismos que pueden provocar enfermedades en los seres humanos.

Las moscas. Alimentos frescos a su asecho

Este insecto no solo se posa en tus comidas también lo hace en: alimentos descompuestos, excrementos, cadáveres de animales y contenedores de basura. Según Carles-Tolra “la mosca puede ser dañina para el ser humano porque transfiere justamente los microbios de su hábitat fétido”.

El problema es cuando los microbios que transportan las moscas entran en contacto con los alimentos no cocinados. Estas resulta en condiciones favorables para el crecimiento de las bacterias en especial cuando están fuera de la nevera. Así lo apuntó el zoólogo y profesor de Biología Ambiental y Biodiversidad de la Universidad de Navarra, Enrique Baquero.

Las moscas
El problema es cuando los microbios que transportan las moscas entran en contacto con los alimentos no cocinados.

En pocas palabras el problema radica en dejar que las moscas vivan a sus anchas en los alimentos frescos. Si no tenemos ningún tipo de higiene a modo de prevención pueden aparecer enfermedades como: la salmonela, el tifus, lombrices intestinales, etc.

(Lee también: Artrocentesis, un procedimiento para el diagnostico de la artritis)