Mastalgia, dolor mamario

Mastalgia, dolor mamario
Mastalgia, dolor mamario

La mastalgia es dolor en el seno y por lo general se clasifica como cíclica (asociada con los periodos menstruales) o no cíclica. El dolor no cíclico puede venir del seno o de algún otro lugar; como cerca de los músculos o articulaciones, y se puede sentir en el seno. El dolor consigue variar de incomodidad menor a dolor incapacitante severo en algunos casos.

Numerosas mujeres con mastalgia se alarman más de las consecuencias del cáncer que del dolor mismo.

Por otra parte, la mastalgia puede aparecer por variadas causas como son cuadros orgánicos, inflamatorios, traumáticos, vasculares o tumorales. Dentro de los cuadros orgánicos los quistes son una clara causa de dolor, al igual que las mamas con cambios fibroquisticos.

Así mismo, los fibroadenomas son causa de dolor cuando son de rápido crecimiento y generan mucha angustia en las pacientes por el miedo a un tumor maligno.

Las mujeres de todas las edades afirman haber sufrido dolor en las mamas, lo que se conoce como mastalgia.

El dolor puede surgir antes o después de la menopausia. Sin embargo, es más frecuente durante los años de reproducción. Los cambios hormonales inducidos debido a la menstruación, embarazo; lactancia y menopausia también pueden estar relacionados con el tipo de dolor que se experimenta.

La gravedad y localización de la mastalgia puede variar. El dolor puede aparecer en ambas mamas, en una o en el antebrazo. La gravedad puede ser moderada o alta, y suele describirse como sensación de sensibilidad, quemazón aguda o constricción en el tejido mamario.

Por otro lado, no se deben desconocer posibles diagnósticos diferenciales del origen del dolor, ya sean de origen osteocartilaginosos como la osteocondritis; dolores musculares vinculados a desgarros o contracturas tanto a nivel de los músculos pectorales como del dorsal ancho. Y menos frecuentes dolores de causa radicular, fibromialgias o stress.

Existen elementos que influyen en la aparición y/o la persistencia del dolor mamario. Hábitos alimenticios como la ingesta excesiva de sodio. Las metilxantinas (presentes en el chocolate, café, mate o refrescos cola) y las dietas ricas en grasas saturadas pueden aumentar cuadros de dolor o tensión mamaria.

El ejercicio físico intenso, con ropa inadecuada de sostén de las mamas o de textura improcedente, puede ser causa de dolor en la glándula mamaria o tensión y lesión a nivel de pezón. A su vez el uso de sostenes con aros o de tamaños inadecuados puede causar dolor.

(También puedes leer: Logra un orgasmo estimulando los senos)

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.